Cuando me dijeron: ¡Ese es tu problema! ¡Confías mucho en la gente!

Honestamente, no saben el trabajo que me está costando escribir esta entrada al blog; he borrado ya tantos párrafos y los he acomodado una y otra vez para ver cómo hacen más sentido. Escribo, borro, escribo, borro, escribo, borro…un círculo vicioso. Pero, parece que ya quedó. La verdad es que no soy experto de este…