El día que nos comprometimos

Justo hoy, 28 de noviembre de 2018, se cumplen 4 años desde que le pedí a Chris que se casara conmigo.

Desde ese día, hasta hoy, han pasado muchas cosas…muchos cambios y vaya que ha sido más de lo que me imaginaba, por lo que me siento muy contento. No pensé que en tres años de casados, ya tendríamos a Franz como integrante de la familia, pero es algo que me ha llenado mucho como persona.

Regresando al tema, me tomo estos momentos para contarles la historia de cómo pasó todo.

El anillo

Quería algo especial para Chris, por lo que mandé a hacer un anillo de compromiso basado en el anillo de Claddagh; el cual es un anillo irlandés y tiene una leyenda muy interesante. Pero también cuenta con un significado dependiendo de cómo lo uses:

  • Si usas el anillo en la mano derecha, con el corazón apuntando al dedo, entonces estás en busca de amor.
  • Si usas el anillo en la mano derecha, con el corazón apuntando a la muñeca, entonces estás en una relación.
  • Si usas el anillo en la mano izquierda, con el corazón apuntando al dedo, entonces estás comprometido
  • Si usas el anillo en la mano izquierda, con el corazón apuntando a la muñeca, entonces estás casado

12328237_907648162685301_1013447871_n(1)

Nuestro anillo, en vez de tener un corazón en el centro, tiene un diamante (el cual me cercioré fuera certificado de no ser un diamante de sangre).

Para el viaje, a cada rato revisaba que estuviera la cajita del anillo, me quedé traumado con que se perdiera o algo le pudiera pasar.

La planeación

Cuando me entregaron el anillo, me puse nervioso, pues sabía que no había vuelta atrás. Era algo que realmente quería hacer, pero…¿cómo hacerlo algo especial? Decidí que le propondría matrimonio en Disney World. Ahora tendría que hacer las reservaciones, comprar los boletos de avión y hablar con los papás de Chris; no quería que se enteraran por un post o que regresáramos del viaje con la noticia…no se, no creí que fuera lo correcto.

Cité a la mamá de Chris y su abuela para comentarles que quería pedirle matrimonio a Chris en el viaje, reaccionaron muy bien a la noticia y se emocionaron bastante. Después cité al papá de Chris, y a pesar de ya tener años de conocerlo, me volví a poner nervioso de platicar con él. En ese momento, también nos acompañó el abuela y la abuela de Chris. Les comenté mi idea y pedí su permiso, también se entusiasmaron.

The Orlando Gameshow

En cuanto a Chris, le dije que por parte de la oficina me estaban mandado a cubrir el Orlando Gameshow, que era el segundo año que lo hacían y que para aprovechar el viaje, ella y yo nos iríamos unos días antes y que los demás llegarían más tarde para la cobertura. En ese momento ella estudiaba la carrera de escenografía en el ENAT, y tendría una entrega de una maqueta para mediados de diciembre. Entonces en el avión, se fue pintando rejas y barandales para una de las fachadas de su maqueta.

Por cierto, para darle el anillio, hice una reservación para cenar en el restaurante del Gran Floridian llamado Syracuse. Tiene vista al lago y pensé que desde ahí podríamos ver los fuegos artificiales, más adelante, les doy más detalles.

La llegada a Orlando

Llegamos a Orlando el 26 de noviembre, al otro día fuimos a Magic Kingdom, en nuestra visita yo por los nervios le decía a Chris cosas como: Ahora que llegue el equipo a ver si nos da tiempo de ir a tal lado con ellos, etc.

Debo de admitir que también la regaba y decía: mira este pin para Juanem o Asher, a ver si se lo llevamos. Y Chris, ¿no van a venir? Y yo..¡Ah sí! Este, se me olvidó.

28 de noviembre de 2014

Nos levantamos temprano y fuimos a Animal Kingdom, Chris sabía que tendríamos una cena ese día, por lo que era ideal ir a ese Parque pues como cerraban temprano, nos daría tiempo de ir al hotel, cambiarnos y acudir a la cena.

animalkingdom

Conforme llegaba la tarde, yo me ponía cada vez más nervioso. Salimos del Parque y nos dirigimos a nuestro hotel. Ya en el hotel, descansamos un rato, yo revisé unas cosas de la oficina, Chris pintó parte de los elementos de su maqueta, yo revisé sin que se diera cuenta, que el anillo estuviera…y pues después nos cambiamos para ir a la cena.

La pedida

Llegamos al Gran Floridian a las 8:20pm, la reservación era para los 8:30pm, nos dirigimos a preguntar cómo llegar al restaurante. Digo…el hotel es bastante amplio y no queríamos perdernos, a aprte yo tenía miedo de perder la reservación. Total, llegamos, atravesamos las albercas y los jardines, hacía un frío horrible, pero ya dentro del restaurante todo era diferente.

En mi mente tenía pensado pedirle matrimonio después de ver los fuegos artificiales, no sabía que la magia de Disney se haría presente. A media cena, y faltando poco para el espectáculo, se bajaron las luces del lugar a algo mucho más tenue. Al iniciar el espectáculo, la música del show se escuchó dentro del restaurante, eso no nos lo esperábamos. En ese momento el show era: Wishes (Deseos).

Voltee a ver a Chris y le dije, piensa en un deseo y al final compartimos cuáles son nuestros deseos.

Sin lugar a dudas, es uno de los mejores lugares para ver los espectáculos de fuegos artificiales. Pueden ver el mapping del castillo y los fuegos pirotécnicos, cenando y escuchando el audio.

Finalizó el espectáculo, le dije a Chris que si salíamos un momento…los nervios no me dejaron recordar el frío que hacía y Chris siendo tan friolenta, no disfrutó mucho esto. Ahora que lo pienso, es un momento hasta cierto punto cómico, más que romántico.

Le pregunté a Chris sobre su deseo y me dijo, que esperaba que en el próximo viaje regresáramos como familia. Yo sorprendido por su deseo, me preguntó que cuál era el mío, le tomé la mano, me arrodillé, saqué la cajita con el anillo y le dije que mi mayor deseo es que fuera mi esposa. A pesar del frío dijo que sí.

Regresamos a nuestro lugar, estábamos muy emocionados, la mesera nos vio y se percató que nos acabábamos de comprometer. Se emocionó mucho y nos llevó un regalo.

Después de cenar y al estar en el lobby del hotel, nos quedamos contemplando un rato al majestuoso árbol de navidad, nos sentamos y le expliqué toda la planeación del viaje y de cómo había hablado con nuestros familiares. Chris llamó a sus papás, les comentó todo y básicamente así fue como nos comprometimos un 28 de noviembre de 2014.

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. No cabe duda que eres un romántico, es de gran agrado compartas estos momentos personales. Siempre lo digo, Gran Franz. Se nota todo salió de tu corazón y de un excelente amor que se tienen, que sea muchos años más, sigan creciendo como personas y como la familia que sueñan ser. Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s