Bitácora de un marinero en Sea of Thieves

el

Ojo, no es una reseña del juego, simplemente es una experiencia de lo mucho que me divertí jugando Sea of Thieves.

¿Quién diría que ahora que no trabajo en videojuegos tendría más tiempo para jugar? En fin, tardé en entrar a Sea of Thieves unos días desde su lanzamiento, pero es que no quería simplemente probarlo en su modalidad de un jugador. Gracias a Juanem fue que pude realmente vivir la experiencia de Sea of Thieves.

Antes que nada, debo de admitir que se me hizo un tanto caro el juego, por lo que decidí mejor adquirir GamePass y así aprovechar que tenían el título de manera “gratuita”. Si bien el arte y música son muy al estilo Rare, no me convencía del todo pagar tanto por el juego…creo que preferiría comprar el control edición especial. Regresando al tema principal, empezamos a jugar casi a la media noche de un viernes y obviamente yo andaba tan noob que no se cómo es que al otro día Juanem aceptó volver a jugar.

Nuestra primera misión fue recuperar un tesoro en una isla no tan lejana, pero aún así fue complicado el tratar de obtenerlo. Llegamos a la isla, bajamos el ancla y a los 10 minutos vimos cómo llegaba un barco a hundir el nuestro…¡NO TENÍAMOS NADA! No les importó…nos dejaron sin barco por lo que tuvimos que ir a buscar  a un “sirenito” que nos llevara a una nueva embarcación. Regresamos a la dichosa isla, me mataron unas cobras, nos hundieron nuevamente el barco y el pobre de Juanem tuvo que encontrar el tesoro mientras yo trataba de llegar a la isla donde estábamos. Lo que yo no contaba es que nos habían dejado en polos opuestos del mapa.

En pocas palabras, fue un fiasco mi primera aventura…terminamos a las 2:30am, cansados y frustrados; pero me atrevo a decir que nos divertimos a pesar de haber pasado por tanta frustración.

Al otro día, nos organizamos para volver a jugar, pero esta vez tendríamos el espíritu de un tercer tripulante, nada mas y nada menos que Chris. Originalmente el plan era que ella se iría a dormir un rato mientras yo jugaba con Juanem. El embarazo hace que luego Chris tenga sueño, peeeeeeero al momento de vernos zarpar se quedó viendo nuestras peripecias.

En la primera misión teníamos que encontrar dos tesoros en dos islas distintas. Izamos las velas, nos adentramos al mar y teníamos que acudir a una zona infestada de otros piratas. Después de haber sido atracados la noche anterior, nos la queríamos llevar con cuidado y pues al final logramos obtener esos dos cofres que si bien no eran los más grandes, los vimos como el mejor tesoro del mundo. La experiencia no podía estar completa sin los términos náuticos correctos, por lo que evitamos decir derecha, izquierda, de frente o atrás y mejor optamos por decir: proa, popa, estribor y babor. No voy a mentir, me costaba trabajo recordar qué era qué, por lo que en mi cel tenía una imagen que había conseguido en wikipedia con los términos.

Chris podía escuchar mi conversación con Juanem y veía lo que hacíamos, por lo cual luego nos apoyaba para tomar las mejores rutas o para advertirnos de peligros, era como una Cortana y nosotros un Master Chief. Total, que vio cómo ya jugaba “mejor” que la noche anterior, pero aún me faltaba para poder llamarme un verdadero marinero. Y creo que esto es algo que disfruté aún más; el poder compartir con Chris algo que me gusta tanto es increíble, ella no juega tanto, pero en estos últimos meses me acompaña mientras juego y se involucra en lo que estoy haciendo. Realmente me ha hecho querer jugar más, pero con ella como compañera.

En Far Cry 5 me pide investigar ciertas áreas, me indica dónde hay enemigos y se ríe cuando hago algo que resulta en la muerte de mi personaje o de los enemigos. También se alegra cuando logramos tomar campamentos del culto en modalidad ninja (o séa stealth).

seaofthieves_juanem_franz_2

Regresando a Sea of Thieves, tras varias misiones exitosas, decidimos brindar de manera virtual con nuestros marineros, fijamos un curso, nos percatamos que no hubiera ningún peligro y bebimos hasta emborracharnos…Chris nos decía que seguramente chocaríamos o que algo pasaría, no hicimos caso y dicho y hecho…chocamos contra una roca, el barco se empezó a llenarse agua y a pesar de estar borrachos logramos parchar el barco, sacar el agua y sobrevivir con todo y tesoros.

Aún así no dudo que sigamos siendo los piratas más pobres en este momento, pero esperemos pronto cambie esto.

Al ver lo que habíamos logrado, decidimos volver a brindar, esta vez no nos pasó nada, pero descubrimos que es más realista de lo que imaginábamos Sea of Thieves, pues si te vomitan encima dejas de ver. Aquí un clip de lo ocurrido:

Al final obtuvimos varios cofres, calaveras y artefactos especiales para un gran botín; pero lo mejor de todo fue poder compartir con Juanem y Chris un rato distinto. Creo que es lo que siempre me ha gustado de jugar en cooperativo en línea, la historia la vamos marcando nosotros y siempre hay momentos que se vuelven muy memorables. Recuerdo también cuando en Destiny jugábamos Juanem, Folken, Diego, Asher y yo y de ahí salieron varias bromas que hasta el día de hoy tenemos.

Si quieren que zarpemos por los mares de Sea of Thieves, agréguenme con mi gamertag: fchinchot .

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s