Lidiando con la frustración

Hay días en los que simplemente las cosas no nos salen…y lo único que queremos es mandar todo a la chi…hmmm…no, mantendré este blog lo más limpio posible. Lo que quiero decir es que hay momentos en los cuales realmente nos frustra el no poder llevar a cabo lo que deseamos.

En lo personal, me gusta planear y ver la mayoría de los resultados posibles de alguna acción que emprenda. Pero, la vida muchas veces se encarga de frenarnos de golpe y darnos cuenta que por más que planeemos, algo puede salir mal y hay dos opciones ante estas situaciones…o buscamos un nuevo método para llegar a lo que deseamos o nos enojamos, hacemos un berrinche y aventamos todo, lo cual no creo que esté del todo mal.

Si decidimos aprender sobre la situación que nos genera frustración, podemos generar experiencia y eventualmente saber cómo responder cuando se nos vuelva a presentar algo similar. Obvio hay que tener una cabeza fría cuando algo nos impide llegar a lo que deseamos.

Ahora bien, creo que hay ocasiones en las cuales sí debemos gritar, enojarnos, patalear y desahogar todo lo que tenemos dentro y que nos está haciendo enojar. Somos seres de sentimientos, y el tenerlos embotellados no ayuda en lo más mínimo. Yo admito que he gritado, me he enojado, me he desesperado y he golpeado algún objeto (lo cual después de sentir dolor me hace ver lo tonto que fue esa decisión, pero estoy seguro que todos hemos pasado por esto). El desahogar las emociones “negativas” que tenemos al momento de frustrarnos, nos puede ayudar a filtrar los pensamientos que no nos dejan ver con claridad. No es fácil hacerlo, parece que decirlo es mucho más fácil, pero si no lo hacemos, nos podemos quedar encerrados y sabotearnos a nosotros mismos.

No se cuándo o si realmente alguien lea este post, pero estos días para mi han sido de frustración constante. Las cosas no se han dado como he querido o como las había planeado; muchos factores externos han jugado de tal manera que no logro o logré concretar lo que buscaba. Al final, de todo hay una experiencia y se que las cosas pasan por algo aunque muchas veces no entendemos de manera inmediata el porqué de las cosas.

Explicación de la foto

img_9902

He estado trabajando para acomodar mi oficina de tal manera que sea más cómoda y me sienta más cómodo; para lograr esto, tengo que desarmar un escritorio que está unido a otro, lo cual ocupa espacio y no es funcional. Decidí hacerlo yo mismo, pues la persona de mantenimiento ha estado apoyando a las tiendas, y no quería dejar pasar ya más tiempo. Me enfrenté a tornillos muy apretados a otros mal insertados y a uno que fue apretado de manera extraordinaria…sólo un tornillo me separa de mi lugar ideal. Primero intenté con un destornillador, después con pinzas y ahora hasta con un desarmador eléctrico y no logro aflojarlo. Sí, me enojé de no lograrlo, me molesté y lo que más me enojó fue lastimarme tratando de aflojarlo. ¿Saben cuántos tutoriales hay para remover tornillos? He intentado muchas cosas, pero hasta el momento, la batalla la tiene ganada ese tornillo. Sin embargo; ya no me enoja el que poder aflojarlo, han salido cosas buenas, como adquirir un desarmador eléctrico para la casa, así como alternativas que he aplicado para otros tornillos a los que me he enfrentado. Seguirá la lucha por sacar ese tornillo y espero pronto encontrar la solución.

Update

¡Logré aflojar el tornillo! Utilicé la punta plana, aplicando lo que una vez aprendí en física con el principio de Bernulli: “A menor área, mayor presión.” (Seguramente aplica otro principio más exacto)

Lo importante es que logré vencer a ese tornillo y acomodar mi oficina, aún falta algo para que luzca más, pero ya este es el inicio.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Sophie Rodríguez dice:

    La frustración es un tema serio.
    Cuando leí que al sentir del dolor después de pegarle a un objeto me recordó un día que me había desesperado y hasta llorado por no poder sacar algo patee un sillón de la casa, la peor idea del mundo. Terminé con un esguince en el dedo pulgar, y no podía caminar bien.

    Me da gusto que ya hayas podido acomodar mejor tu espacio de trabajo, recuerda hacerla lo más ergonómica posible.

    Saludos Franz.😊😊😊😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s